Porteo sí, porteo no …

La primera vez que el heredero fue a gusto en la Manduca y se quedó dormido, tenía tres meses

Es una opción muy personal, y cada uno elige lo que mejor le parece y lo argumenta según su elección, así que yo voy a exponer mi elección, el por qué y el para qué.

En primer lugar yo no le he dado el pecho al heredero, así que para eso no he usado la mochila, aunque conozco a mucha gente que está encantada con ese uso.

Comencé con una mochila de esas azules nada ergonómicas, pero con mucha publicidad, para que mentir, al heredero el encantaba, y de ahí comencé a investigar Seguir leyendo