Despidiendo 2016, soy una afortunada

Este año, ha tenido momentos difíciles pero en la vida hay que mirar todo lo bueno que tenemos y yo, ayer hablando con mi matrona, me di cuenta de que soy un afortunada, sí, cuando intentamos ser papas y no llegaba, hubo momentos en los que me sentí mal, muy mal 😦 pero una vez que nos decidimos a comenzar con el tratamiento todo fue relativamente fácil, me quedé embarazada en la primera FIV de dos embriones, nuestro sueño hecho realidad, el problema vino a las seis semanas de gestación, cuando tuve una torsión ovarica y a las dos semanas de la operación, cuando ya había pasado el tiempo “critico” posterior a la operación para los embriones, uno se paró,  fue un palo, pero había que seguir luchando por el heredero y aquí está, con sus dos años y medio con su sonrisa de pícaro.

Como todo había sido tan fácil, pues cuando el heredero tenía algo más de un año, fuimos a por los frigobebes que teníamos, pero eso ya no salió bien 😦 (os dejo el post en el que os lo contaba) nuestra aventura de intentos y tratamientos paró en febrero de este año, yo ya no podía más ni física ni psicológicamente y a eso se unieron otros factores que nos llevaron a parar los intentos.

Yo comencé a trabajar el estado mental de, parece que no vamos a pasar del hijo único, no me hacía ninguna gracia, pero conseguir aumentar la familia lo veía bastante difícil, aun así, no nos podíamos quejar, éramos afortunados porque teníamos al heredero, así que, qué más podíamos pedir, la #infertilpandy lo sabe, hay muchas parejas que se eternizan en tratamientos y que nosotros consiguiésemos ser papas a la primera es de ser afortunados, (no entro a valorar que si eres la diosa de la fertilidad y puedes decidir cuando quieres ser madre y planificarlo con tu vida, es mucho mejor, yo juego con mi realidad, y dentro de mi realidad viendo los casos que hay en ella, soy una afortunada)

La gran sorpresa llegó en Mayo de este año y la confirmé en Junio, ¡¡¡Estaba embarazada!!! ¡un niño caído del cielo!!! La verdad es que de entrada las ganas de contárselo al mundo me invadieron, pero luego el pánico me paralizó, se lo comenté solo a algunas personas del 2.0 por privado, y ya pasados los tres meses lo dije en Instagram, la verdad es que siempre he estado como incrédula con este embarazo, pero ahora a algo más de un mes de que el heredero segundo llegue a casa, me lo tengo que creer, ¡voy a volver a ser mama!!!!

La verdad es que nunca pensé que el ser mama me iba a dar tanto y me iba a hacer que me olvidase de otros muchas aspectos que antes eran muy importantes para mi hoy en día no hay nada comparable con las tres de juegos, pintura y cualquier cosa que se nos ocurra hacer con el heredero.

Hasta aquí mi resumen del año, hay que mirar en positivo, soy muy afortunada sobre todo por el enfoque que le doy a las cosas.

¿Qué tal ha ido vuestro año?

Anuncios

2 comentarios en “Despidiendo 2016, soy una afortunada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s